GALLETAS DE MANTEQUILLA

Ingredientes

Para 30 unidades de unos 4-5 cm o 20-25 de unos 5-6 cm:

175 g de mantequilla a temperatura ambiente (pomada).
175 g DAYELET GALLETAS (sustituyendo 175 g de azúcar). 
375 g de DAYELET HARINA SIN GLUTEN (sustituyendo a 375 g de harina de trigo).
1 huevo.
Aroma al gusto.

Estos son los productos DAYELETDAYELET GALLETAS en envase de 400 g y DAYELET HARINA SIN GLUTEN en envase de 400 g.

Dayelet GalletasDayelet GalletasOut of stock

GALLETAS

5,80 29,76  IVA incluido
Valorado en 0 de 5

Preparación

Mezclar la mantequilla (yo utilizo en todo momento la pala para masas) hasta que se vea que esta cremosa y suave (he usado la mantequilla de Central Lechera Asturiana porque me aseguran de que no contiene gluten y no hay problemas de posibles trazas por contaminación).
Añadir el endulzante despacio (pasar antes por un molinillo, thermomix, picadora….para que quede mas fino y tamizarlo), cucharada a cucharada, y seguir mezclando hasta que queden bien bien incorporados.
Si vemos que se pega la masa a las paredes del bol donde estamos mezclando los ingredientes la paramos un momento y con una pala despegamos para integrarlo con el resto de la mezcla y añadimos también el aroma que hemos elegido (yo para estas galletas mezclé una cucharadita de esencia Cookie Princess con esencia de Limón….¡y han tenido mucho éxito! Da una mezcla de aromas muy rico).
En una ocasión dejé este paso para el final, hice toda la mezcla, dividí en dos la masa y volví a mezclar cada mitad añadiendo un aroma diferente a cada uno de los dos trozos.

Una vez que la mezcla este esponjosa y de textura suave, incorporamos la Harina Sin Gluten (la tamizamos también), cucharada a cucharada.
Seguimos mezclando hasta que la masa este compacta, suave y se despegue de las paredes del bol. Si se os desmiga, se puede añadir un poco de leche (un par de cucharadas), aunque a mi no me hizo falta.

Si queréis mas cantidad, es suficiente con duplicar las cantidades.

Colocar en la encimera papel de horno y poner encima la masa, estiramos con el rodillo (yo lo he hecho a «ojímetro» y me queda bastante igualado, pero sino, usar un rodillo con anillos de grosor para que os quede toda la masa igual de fina…o gruesa….por todos lados.
Si es mucha, dividirla en 2 o 3 partes y repetir este paso con cada uno, enfriar la masa una hora en el frigo, para que no pierda la forma en el horno).

Pasada la hora, sacar las planchas de masa estirada, cortarla con los cortadores que hayamos elegido y poner las galletas en la bandeja del horno, que previamente habremos cubierto con papel de hornear. Normalmente al cortar las galletas se vienen con el cortador….con el dedito las empujamos suavemente para que salga, sino se puede enharinar un poco antes de cortar y no debería pegarse, saliendo con facilidad.

Los recortes, los juntamos, volvemos a estirar y seguimos cortando, yo uso el mismo papel donde esta la masa para juntar todos los trozos para no dar demasiado calor con las manos y que la masa siga estando «fresquita».
Suelo dejar la masa en forma de bolas liadas en film en la nevera un día o dos….me da la sensación de que se incrementa el aromas de las mismas y ya luego paso a estirar, enfriar y cortarlas.

El horno deberá estar precalentado a 180ªC antes de meter las galletas, y éstas deberán estar unos 10-12 min., si las dejamos más tiempo se quedaran más secas y con un color mas tostado, a mi particularmente me gustan blanquitas…(cuestión de gustos).

Cuando estén listas, las sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla, para que se enfríen de forma uniforme, pueden parecer un poco blanditas y húmedas al retirarlas del horno, pero una vez frías… ¡¡quedaran perfectas!!